Se conmemora los 135 de Balsamaragua

Se recordará 135 años de la hazaña en la que 32 alfaristas abordaron en Bahía de Caráquez el buque “Alajuela”, el cual fue bautizado después con el nombre de “Pichincha”, para enfrentar a las fuerzas mayoritarias del gobierno de Plácido Caamaño. Se tiene previsto un acto especial en la playa Balsamaragua, de Jaramijó, a partir de las 8h30, manifiesta, Yuli Marcillo,  del departamento de comunicación del Centro Cívico Ciudad Alfaro.

EES Noticias Jaramijó.-

El Ministerio de Cultura y Patrimonio (MCYP), el Centro Cívico Ciudad Alfaro del, junto a los municipios de Montecristi y Jaramijó, así como la Base Naval de Jaramijó, conmemoran este viernes 6 de diciembre, el Combate Naval de Balsamaragua, fecha histórica en el calendario.

 

El Combate naval fue una de las acciones más singulares de nuestra historia, en la que los sectores populares demostraron su decisión de doblegar a la oligarquía. En este combate, el General Eloy Alfaro, lideró a sus seguidores. Los montoneros, que habían acompañado por más de veinte años al Viejo Luchador, se mantenían firmes en la lucha revolucionaria. Alfaro, con el apoyo de personajes como Vargas Torres, compra armamento y el buque mercante «Alajuela» en Centroamérica.

 

Pocos días antes, el 1 de Diciembre de 1884, las fuerzas alfaristas libran el Combate de Portoviejo, en el corazón de la ciudad, en la antigua Plaza de Armas. En este combate participaron los coroneles Medardo Alfaro, Zenón Sabando, Agustín Solórzano, Francisco Centeno; y los liberales colombianos Fidel Andrade y Adolfo Pinillos.

 

El 6 de Diciembre de 1884 se desarrolló un cruento combate naval que concluyó con la derrota de las fuerzas alfaristas en Jaramijó. Los antecedentes se remontan a la derrota en Portoviejo el 1 de diciembre del mismo año, momento en el que las fuerzas alfaristas deciden dirigirse a Bahía de Caráquez y abordar el buque mercante Alajuela, bautizado como Pichincha. Este buque no tenía una estructura para combates navales y a pesar de todos los esfuerzos seguía continua la batalla a pesar de graves defectos en su vetusta máquina.

 

Artículos Relacionados

Te podría también interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This
×

Hola!

Click para conversar con uno de nuestros redactores o envia un mail a:  miguelsolz@hotmail.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: