PERÍODO Y REELECCIÓN

Abg. Gabriel Velásquez Reyes, Mg

gabriel128196@gmail.com

 

Si bien la Constitución de 2008 ha igualado las reglas en materia de período y reelección, en la historia constitucional ecuatoriana se han presentado diferencias, tratándose del cargo de Presidente de la República y de la dignidad de legislador.

Como ocurre en los sistemas presidenciales, el Primer Mandatario tiene un período fijo de gobierno, por lo que su mandato no depende de la Legislatura, al no provenir de éste sino del pueblo a través del sufragio. Por ello, el Presidente de la República puede ejercer el poder sin mayoría parlamentaria, lo que puede desde el punto de vista ciudadano, podría complicar al Gobierno sino la tiene, pero la práctica de atribuciones es, de modo general, independiente.

Actualmente, por disposición de la Constitución y de la Ley, las autoridades de elección popular podrán reelegirse por una sola vez, consecutiva o no, para el mismo cargo, por lo que eliminó el condicionamiento establecido anteriormente, mientras que con la enmienda constitucional de 2015 se determinó la reelección indefinida para los cargos de elección popular, lo que posteriormente en el año 2018 fue dejado sin efecto por intermedio de la respectiva enmienda aprobada por consulta popular.

En lo que respecta a la dignidad de asambleísta, es importante señalar que el legislador electo democráticamente, ejercerá sus funciones por cuatro años, período que coincide con el de los demás dignatarios elegidos por votación popular, tal como se previo por ejemplo en las Constituciones de 1830, 1851 y 1998. La Constitución de 1945 estableció un periodo de dos años y el texto original del Código Político de 1978-79 determinó uno de cinco años tanto para los representantes nacionales como para los provinciales.

Ahora bien, es necesario considerar el contenido del artículo 113, número 6 de la Constitución, relacionado con la renuncia que debe presentar previamente el funcionario que se candidatiza a una dignidad de elección popular, siendo el caso de la reelección una excepción a esta regla. Es por ello, que, si el dignatario se postula a un cargo diferente, debe renunciar al que desempeña.

En lo referente a los Servidores Públicos de carrera y a los docentes, estos podrán candidatizarse y gozarán de licencia sin remuneración desde la fecha de inscripción de sus candidaturas hasta el día siguiente de las elecciones, y de ser elegidos, mientras ejerzan sus funciones.

 

 

Artículos Relacionados

Te podría también interesar

Manta: Operativos y acciones contra la inseguridad

Manta.- Operativos de control sobre tenencia de armas y consumo de bebidas alcohólicas, se realizan de forma permanente en sitios estratégicos del cantón. Estas acciones se articulan dentro del Plan Emergente Intercantonal de Seguridad Ciudadana en Manta, Jaramijó y Montecristi, con el propósito de que la delincuencia y la violencia no ganen terreno en nuestro […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This
× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: